Economía dominicana registra una expansión de 12.4% en enero-octubre de 2021

Economía dominicana registra una expansión de 12.4% en enero-octubre de 2021

Las proyecciones actualizadas apuntan a que el año 2021 estaría cerrando con un crecimiento del PIB en torno al 11.0%

Santo Domingo. República Dominicana.- El gobernador del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), Héctor Valdez Albizu, anunció a la prensa dominicana y al público en general que el indicador mensual de actividad económica (IMAE) registró un notable incremento promedio acumulado de 12.4 % en enero-octubre de 2021, luego de experimentar durante el mes octubre una variación interanual de 9.7 %.

Esta expansión de la economía dominicana ha sido superior a la esperada y las proyecciones actualizadas apuntan a que el presente año 2021 estaría terminando con un aumento del producto interno bruto (PIB) real en torno al 11.0 %, colocando a la República Dominicana como una de las economías de mayor crecimiento en América Latina y uno de los países con mejor desempeño relativo al comparar los niveles de actividad económica de 2021 con relación a 2019, es decir a la prepandemia.

Valdez Albizu expresó mediante una rueda de prensa virtual, con relación a los precios, que se han observado presiones inflacionarias externas más persistentes de lo que se anticipaba, debido al aumento registrado en los precios de los commodities, las disrupciones en las cadenas de suministros y el alza de los costos de fletes y contenedores, así como a problemas geopolíticos a nivel internacional que han afectado el comercio, ubicando la inflación anualizada doméstica en 7.72 % y la inflación subyacente interanual en 6.31 % al cierre del mes de octubre.

Ante este contexto, y con una reactivación de la economía más rápida de lo previsto, el Banco Central decidió incrementar en 50 puntos básicos su tasa de política monetaria, de 3.00 % a 3.50 %, mientras la tasa de repos a 1 día aumentó de 3.50 % a 4.0 % y la de depósitos overnight de 2.50 % a 3.0 %. Esta medida, como parte del conjunto de instrumentos de política monetaria, tiene como objetivo que la inflación converja al rango meta de 4 % ± 1 % en la segunda mitad del año 2022 y mantener ancladas las expectativas de los agentes económicos.

El gobernador señaló que “estamos convencidos de que esta medida fue oportuna debido a que, si el Banco Central no reaccionaba a tiempo, se hubiese podido generar hacia adelante un sobrecalentamiento de la economía que provocase a su vez un desbordamiento de las presiones inflacionarias y un desequilibrio macroeconómico interno”.

Según las reseñas en plataformas especializadas como Bloomberg, economistas, analistas extranjeros e inversionistas internacionales que dan seguimiento a la economía dominicana han manifestado una valoración positiva sobre la reciente medida monetaria. En efecto, en un informe publicado en el día de ayer por el Bank of America se destaca lo siguiente: “consideramos que República Dominicana probablemente sea la economía de Latinoamérica con perspectivas macroeconómicas más prometedoras para los próximos años”, destacando una recuperación más rápida de lo previsto.

Valdez Albizu indicó que esta decisión sobre la tasa de política monetaria se enmarca dentro de un plan de normalización de dos etapas. En la primera, desde el pasado mes de agosto del presente año han comenzado a retornar de forma ordenada y gradual los recursos desembolsados por las entidades de intermediación financiera durante la pandemia, en la medida en que las empresas y hogares van amortizando las cuotas de los préstamos concedidos a través de las distintas facilidades de liquidez.

En una segunda etapa, a fin de procurar mantener la estabilidad de precios, el Banco Central decidió aumentar su tasa de política monetaria en 50 puntos básicos (pb), al igual como lo están haciendo los principales bancos centrales de América Latina, como Brasil (575pb), Paraguay (325pb), Chile (225pb), Perú (175pb), Uruguay (125pb), México (75pb) y Colombia (75pb).

Adicionalmente, el gobernador expresó que la Reserva Federal de Estados Unidos de América inició el retiro gradual de su estímulo monetario, reduciendo el ritmo de las compras mensuales de bonos del tesoro entre otros activos, a fin de preparar el terreno para la normalización de la tasa de interés previéndose posibles subidas en el 2022 y que la inflación retorne gradualmente a la meta promedio de 2.0 %. Es importante destacar que la economía estadounidense ha experimentado presiones inflacionarias que han llevado la inflación de ese país a 6.2 % en octubre 2021, la más alta en los últimos 31 años, triplicando su objetivo de 2.0 %. De igual forma recalcó que la Zona Euro publicó recientemente la inflación, la cual se ubica en 4.9 % en noviembre de 2021, la más alta en la historia de este bloque de países.

El gobernador Valdez Albizu señaló que “las autoridades monetarias ponderaron que el crecimiento de los préstamos al sector privado en moneda nacional se encuentra en torno a 10 % y que el sistema financiero cuenta con suficientes niveles de liquidez hecho que fue resaltado por la Asociación de Bancos Múltiples (ABA), lo que le permitiría suplir la demanda futura de crédito, esperándose que se incremente entre un 8% y 10% durante 2022, de acuerdo el programa monetario. En este escenario activo de política monetaria, el mecanismo de transmisión irá operando gradualmente sobre las condiciones de los préstamos, contribuyendo a que la inflación se aproxime de forma paulatina a su meta en la segunda mitad de 2022”.

También enfatizó que “el reciente aumento de la tasa de política monetaria no afectará las condiciones de tasa de interés de los préstamos aún vigentes, concedidos a través de las distintas facilidades y ventanillas de liquidez otorgadas por el Banco Central, los cuales fueron desembolsados a una tasa no mayor del 8.0 % y fija por tres años en la mayoría de los casos, beneficiando a los sectores productivos, hogares y micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), con el objeto de mitigar el impacto económico adverso de la pandemia del COVID-19, los cuales han sido determinantes en el proceso de recuperación de la economía”.

Perspectivas positivas

El gobernador expresó “me siento confiado en que las perspectivas para la economía dominicana se mantienen positivas, impulsadas por la fuerte recuperación de la inversión de origen privado y ejecutándose también bajo la modalidad de alianzas público-privadas. De igual forma han sido respaldadas por el gran apoyo del presidente Luis Abinader y su equipo de gobierno a los distintos sectores productivos. En adición, se ha evidenciado una aceleración de la inversión pública, tendencia que se espera continúe en el año entrante, proveniente del gasto de capital del Presupuesto del Estado. En ese sentido, se proyecta que el PIB crecería en el año 2022 por encima de su potencial, en un entorno de fuertes fundamentos macroeconómicos.

El gobernador se refirió al detalle del desempeño de la actividad económica para el período enero-octubre de 2021. Los sectores que registraron las variaciones interanuales más significativas respecto al año 2020 fueron: hoteles, bares y restaurantes (36.1 %); construcción (24.9 %); manufactura de zonas francas (21.9 %); transporte y almacenamiento (13.2 %); comercio (11.3 %); manufactura local (10.9 %); explotación de minas y canteras (5.4 %) y otras actividades de servicios (5.0 %).

El valor agregado de la actividad construcción de los primeros diez meses del año 2021 está asociado al impulso de la inversión privada para el desarrollo de proyectos de soluciones habitacionales para los hogares, la expansión de la capacidad turística instalada, así como la ejecución con capital público de iniciativas para la reconstrucción y mantenimiento de la infraestructura vial y mejoramiento urbano.

En la manufactura de zonas francas, sector cuyos empleos fueron reestablecidos al 100 % desde la segunda mitad de 2020, se destaca el desempeño de las exportaciones las cuales alcanzaron la cifra de US$5,961.2 millones en enero-octubre, para un crecimiento interanual de 23.2 %. Por otro lado, la industria manufacturera local continúa aumentando sus volúmenes de producción, principalmente en las ramas de actividades de la refinación de petróleo, fabricación de metales comunes, insumos de la construcción, elaboración de bebidas alcohólicas, no alcohólicas y derivados del tabaco, entre otros.

El comercio y transporte mostraron un notable repunte en su valor agregado en enero-octubre de 2021, exhibiendo incrementos de 11.3 % y 13.2 %, respectivamente. Este comportamiento refleja el dinamismo en el transporte terrestre de pasajeros, así como en la distribución y comercialización de los bienes producidos localmente y de origen importado en la economía.

La actividad hoteles, bares y restaurantes presentó un aumento acumulado de 36.1 % en términos de valor agregado real en el período enero-octubre de 2021. Este resultado interanual se evidencia en el destacado flujo de pasajeros no residentes que ingresaron al país en el transcurso del año, destacándose los 443,016 visitantes no residentes correspondientes al mes de octubre, que superaron en 70,811 viajeros (19 %) a los recibidos antes de la pandemia en octubre de 2019. Tal desempeño permite proyectar que la llegada de no residentes se ubicaría en torno a los cinco millones de visitantes en 2021, un logro significativo ante esta coyuntura en el que ha jugado un rol preponderante el Gabinete de Turismo dirigido por el presidente Luis Abinader junto al Ministerio de Turismo.

De igual manera, ha incidido positivamente la adecuada ejecución del plan nacional de vacunación, que ha logrado inocular aproximadamente el 77 % de la población adulta con una dosis y superando el 64 % con dos dosis, una de las tasas de vacunación más altas de la región. Se espera que para el cierre del presente año se alcance un 70 % de la población objetivo con dos dosis, como señalara la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, quien ha realizado una extraordinaria labor presidiendo el Gabinete de Salud, logrando un gran avance en el combate de los efectos adversos de la pandemia en el ámbito sanitario.

Mercado laboral

Las cifras referentes al mercado laboral muestran signos importantes de recuperación en el presente año. Durante el tercer trimestre de 2021 la ocupación alcanzó un total de 4,598,409 (incluyendo formales e informales), para un incremento de 302,958 personas (7.1 %) en relación a los 4,295,451 trabajadores de igual período del año anterior. Este comportamiento del total de ocupados en la economía revela que el mercado laboral continúa en camino al restablecimiento de los puestos de trabajo, en la medida en que se van regularizando los sistemas de producción de las empresas, los cuales se vieron interrumpidos a raíz del cese de operaciones transitorio para la prevención ante el coronavirus.

La tasa de desocupación oficial ha mantenido una tendencia a la baja en el presente año, al disminuir de 8.0 % en enero-marzo de 2021, a 7.6 % en el segundo trimestre, hasta ubicarse en 6.8 % en julio-septiembre. Se espera que para el cierre de 2021 la misma se ubique cercano al valor promedio de 6.2 % de 2019.

Sector externo

Además de la recuperación del turismo mejor a lo previsto, las remesas y las exportaciones nacionales y de zonas francas siguen mostrando un importante dinamismo, con crecimientos anualizados de 3.1 %, 6.0 % y 9.1% en el mes de octubre, respectivamente. En cuanto a la inversión extranjera directa (IED), la misma se ha mantenido en línea con su promedio histórico. En ese tenor, la IED registró US$2,337.3 millones durante enero-septiembre y se espera que al cierre de año alcance los US$3,000.0 millones.

El desempeño del sector externo ha sido notable a lo largo del presente año y los flujos de divisas han contribuido a la estabilidad cambiaria, de tal manera que al cierre de octubre el peso dominicano exhibe una apreciación de 3.1 %, contrario a lo observado con las monedas de la mayoría de países de Latinoamérica. La entrada de recursos en moneda extranjera ha permitido la acumulación de reservas internacionales, las cuales alcanzaron US$12,504.9 millones al finalizar el mes de octubre, equivalentes a 6.3 meses de importaciones y 13.4 % del PIB, por encima de las métricas tradicionales de tres meses de importaciones y 10.0 % del PIB sugeridas por el Fondo Monetario Internacional.

Sector financiero

Conforme a los datos de la Superintendencia de Bancos, las entidades de intermediación financiera registraron activos superiores en RD$348,893.1 millones al 31 de octubre de 2021 para un crecimiento interanual de 15.2 %, mientras que la rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) y sobre los activos promedio (ROA) se ubicaron en 21.2 % y 2.3 %, respectivamente. Asimismo, la morosidad de la cartera de créditos fue de apenas 1.4 %, con provisiones que otorgan una cobertura a su cartera vencida de 329.4 %, lo que evidencia un bajo nivel de riesgo para la cartera de créditos del sistema financiero. A octubre de 2021, el coeficiente de solvencia del sistema bancario se ubica en 19.6 %, muy por encima del 10 % exigido por la regulación.

En cuanto a la banca múltiple, la cual representa el 87.8 % del sistema bancario nacional, presentó una solvencia de 17.3 %, una rentabilidad sobre el patrimonio de 23.3 % y sobre los activos de 2.3 %, mientras que la morosidad de la cartera de créditos fue de 1.4 % igual que el promedio del sistema financiero en su conjunto, con provisiones que cubren el 352.2 % de la cartera vencida, lo que evidencia que la banca múltiple continúa estable y patrimonialmente fuerte.

Valdez Albizu compartió como una noticia positiva que, durante las ofertas de Black Friday, comprendidas entre los días 25 y 28 de noviembre del presente año, fueron realizados consumos con tarjetas de crédito y débito un monto de RD$8,404.5 millones, para un crecimiento de 20.1 % con respecto al año 2019, es decir el período prepandémico y de 7.8 % con relación a los mismos días del pasado año 2020.

Vigilancia ante la nueva cepa ómicron

La notable resiliencia de la economía dominicana ha contribuido a sortear de manera adecuada los efectos adversos a raíz de la pandemia del COVID-19, destacándose la significativa reactivación mostrada por la demanda interna ante un entorno internacional incierto y desafiante.

Las autoridades monetarias y fiscales a nivel global permanecen alertas ante los efectos de la crisis sanitaria, ahora con la amenaza de nuevas variantes del coronavirus como la recién descubierta ómicron, la cual puede afectar la recuperación mundial que se ha registrado en materia de crecimiento económico y empleo, como fuera argumentado por el recién ratificado presidente de la Reserva Federal estadounidense (FED), Jerome Powell, quien además expresó que de intensificarse los problemas en las cadenas de suministros, esto podría exacerbar los factores que impulsan la inflación al alza.

El Banco Central se mantendrá evaluando la persistencia de los choques exógenos sobre la inflación doméstica con el propósito de continuar tomando de manera oportuna todas las medidas monetarias que sean necesarias para mantener ancladas las expectativas de los agentes económicos, en el momento preciso que se requieran las mismas.